Las personas en el vehículo lograron escapar pero debieron ver cómo era devorado por las llamas.


El festejo por el nuevo año se vio empañado para el conductor de un Fiat Siena que debió ver cómo el vehículo era devorado por las llamas en Pichincha.

El incidente se registró a las 6.30 en Oroño y Guemes ante la mirada de quienes volvían a sus casas con la luz del día.

Según trascendió, el fuego se inició en el motor, y al advertir esta situación las personas que se encontraban en el auto alcanzaron a salir sin sufrir lesiones.

El auto se incendió en Oroño y Guemes.

Sin embargo, debieron observar cómo el vehículo era consumido casi por completo por las llamas, sin descartar una explosión por la magnitud del incendio.

Los transeúntes no perdieron la oportunidad para grabar lo ocurrido y publicarlo en las redes mientras llegaban los bomberos que lograron sofocar el fuego.






Comentarios