Después del operativo que permitió dar con uno de los prófugos más buscados por dos homicidios en la zona norte rosarina, la Justicia provincial ordenó mantener bajo prisión preventiva al joven imputado por ambos casos este miércoles a la mañana.

Luego de permanecer prófugo durante dos meses, Alejandro Nahuel Leguizamón fue acusado formalmente por el asesinato de Nicolás Cóceres en Pizzurno al 1900 el 9 de septiembre. El crimen fue el desenlace de una discusión previa, de acuerdo a la teoría del fiscal Adrián Spelta, quien señaló al joven de 19 años como el autor de los disparos mientras circulaba en una motocicleta conducida por otra persona.

Para cuando se produjo la segunda muerte que investiga el Ministerio Público de la Acusación (MPA), el muchacho conocido en zona norte como "Pechocho" ya estaba bajo sospecha y consiguió eludir a las autoridades durante algunas semanas más. En cuanto al caso más reciente, el organismo judicial también identificó al imputado como uno de los tiradores que abrieron fuego desde un automóvil el 31 de octubre en el mismo sector y le provocaron heridas fatales a un chico de 15 años identificado como Mauro Nicolás Barrionuevo.

La jueza Hebe Marcogliese aceptó las calificaciones propuestas por los funcionarios a cargo de las causas que incluyen los delitos de portación ilegal de arma de fuego de uso civil y de guerra, así como la tenencia ilegítima.

Por otra parte, el Ministerio de Seguridad de Santa Fe dio a conocer parte del registro en video sobre el allanamiento para atrapar a "Pechocho" en la zona sur. El material corresponde a una de las cámaras que portaba personal de la Tropa de Operaciones Especiales (TOE) en el momento en que ingresaron a la vivienda ubicada sobre Convención al 3700.