La familia asegura que los demoraron este sábado, cuando su primo adolescente fue retenido en un control de tránsito.


Miembros de la delegación regional de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH) fueron este sábado a la Comisaría 2° para pedir la liberación de una de las víctimas de la golpiza policial a un grupo de jóvenes en las Cuatro Plazas. De acuerdo a la versión preliminar, tanto él como sus parientes fueron agredidos físicamente y demorados durante un control de tránsito frente a la sede del ex Canal 5 de Rosario.

Dirigentes de la organización explicaron que Nelson Retamozo y su familia detuvieron la marcha del auto en el que viajaban por Avenida Belgrano cuando advirtieron que la fuerza provincial había interceptado la moto en la que viajaba su primo de 16 años y otro chico. “La moto no tenía pedido de captura ni nada, no había motivo para que los llevaran presos“, aseguró una de las dirigentes ante la consulta de Vía Rosario.

La situación empeoró cuando Nelson pidió información sobre la situación del adolescente y se la negaron. Cuando su madre se acercó e insistió en pedir explicaciones, “tres efectivos se abalanzaron sobre ella y comenzaron a golpearla salvajemente, haciéndole caer la dentadura y el calzado“. Al mismo tiempo redujeron a su hijo, quien también fue agredido.

Los dos fueron trasladados en un móvil de la fuerza en el que también subieron al menor. Los referentes de la APDH advirtieron que los uniformados “pasearon” a los detenidos, ya que tardaron más de una hora en arribar a la seccional de Paraguay al 1100, ubicada a sólo veinte cuadras del sitio donde se llevó a cabo el procedimiento. No obstante, ninguna de las víctimas pudo aportar detalles sobre el trayecto.

Junto a integrantes de La Poderosa, familiares y amigos, los representantes legales de la asamblea acudieron a la comisaría. Allí fueron notificados de que tanto la Justicia de Menores como la unidad de Flagrancia de la Fiscalía ordenaron liberar a todos los implicados. Pasaron otras tres horas hasta que los agentes a cargo entregaron un acta de procedimiento en la que apenas daban cuenta de una medida ligada a la “averiguación de antecedentes”, de modo que recién a las 6 de la mañana pudieron retirarse.






Comentarios