Las internas denunciaron que es escaso el suministro de agua, lo que les dificulta hidratarse e higienizarse.


Los concejales aprobaron en la última sesión un pedido de informe sobre las condiciones en las que se encuentra alojadas las internas de las cárcel de mujeres de Rosario.

La concejala Celeste Lepratti consideró que la Alcaldía Regional de Rosario “se inauguró este año como un penal modelo”, sin embargo las personas detenidas padecen la falta de agua con las altas temperaturas.

“Las internas aseguran que hace 15 días se rompieron los caños y no tienen agua ni para beber, ni para higienizarse, ya que los bidones que les entregan no son suficientes”, había publicado a principio de noviembre El Ciudadano.

“Las internas manifiestan que no se pueden bañar, ni limpiar las celdas y los inodoros no andan“, planteó Celeste Lepratti en su proyecto.

Las características del lugar revelan serias irregularidades que lejos están de cumplir con los estándares mínimos exigidos por las normas de las más altas jerarquías en materia de encierro“, agregó la edila.

Por lo expuesto, se resolvió solicitó al Ministerio de Seguridad de Santa Fe que informe sobre las condiciones generales de alojamiento de las mujeres detenidas en nueva Alcaldía Regional, respecto a las medidas tomadas en relación al abastecimiento de agua tanto para ingerir como para bañarse e higienizar el espacio y al acceso de alimentos.






Comentarios