La publicación en redes sociales relata cómo vivió el momento en el que su padre le dio la noticia.


A cuatro años de su diagnóstico, Lisandro Zeno emocionó en las redes sociales con un recuerdo de su lucha contra el cáncer.

“Lichu” no solo peleó por la vida sino que pudo transformar la enfermedad en un movimiento solidario. Desde que se enteró que tenía leucemia, junto a su hermano y amigos, impulsaron campañas para concienciar sobre la importancia de la donación de sangre y de médula ósea.

Todo empezó con la aparición de unas manchas en sus piernas, pero días después captó toda su atención el repentino y prolongado sangrado de su nariz.

Este síntoma alertó al estudiante de medicina que de inmediato supo que algo no andaba bien. A eso le siguió una serie de estudios y consultas con doctores.

Le dijeron que era necesaria una punción de médula porque sus defensas estaban muy bajas. “El 3 de noviembre de 2014 me despertaba de la anestesia en el sanatorio y mi papá, al borde de la cama y con lágrimas en sus ojos, me daba la noticia“, recordó “Lichu” en su publicación en redes sociales.

Al diagnóstico le siguieron tratamientos y dos trasplantes de médula, el último de ellos con su hermano como donante.

Hoy se cumplen cuatro años de ese momento… Agradecer cada nuevo día. Ser consciente cuan afortunado soy de estar sano. Valorarlo aún más por todos los que partieron luchando. GRACIAS A LA VIDA“, sostuvo el joven que no dejó de luchar y en la actualidad es concejal de la ciudad.


En esta nota:

Sociedad Cáncer rosario




Comentarios