Los vecinos advirtieron que la madre de los menores se fue de la vivienda y quedaron con su bisabuelo de 84 años.


El incendio de una vivienda de Guatemala 1672 puso al descubierto la situación que viven siete niños que se encuentran al cuidado de su bisabuelo que por su avanzada edad no podría hacerse cargo de ellos.

“Me llamó mi primo que vive a la vuelta avisándome que se prendió fuego la casa de mi abuelo”, contó Érica, una familiar, en diálogo con El Tres. “Se quemó la habitación porque el más chiquito prendió fuego el colchón”, agregó.

Según el relato de la mujer, la madre de los siete niños, que además está embarazada, “es adicta y se va, no aparece por muchos días y los chicos quedan solos”.

“Mi abuelo se duerme, está enfermo y no puede con los chicos. Han venido autoridades pero sale y les dice que él está a cargo y se van”, detalló.

Los familiares también contaron que a uno de los menores lo había chocado un auto tiempo atrás y que los vecinos en reiteradas oportunidades les han dado de comer y cobijado en sus casas cuando los ven solos. Inclusive fueron ellos quienes los 






Comentarios