Está imputado por aborto sin consentimiento seguido de muerte y privación ilegítima de la libertad agravada.


La Cámara de Apelaciones en lo Penal de Rosario rechazó el pedido de excarcelación de Gabriel Strumia, el principal acusado de la desaparición y muerte de Paula Perassi.

El abogado del acusado había presentado un recurso de hábeas corpus pidiendo su liberación en función del tiempo transcurrido detenido en prisión preventiva y consideró que la jueza María Isabel Más Varela “carecía de facultades” para dictar la última prórroga de la medida cautelar.

“El plazo máximo de la prórroga excepcional puede ser una sola vez, y aquí se ha concedido un año más, y se ha solicitado y concedido un año más, o sea llegaría a los cuatro años“, alegó la defensa.

Sin embargo, la jueza Georgina Depetris, no hizo lugar a la solicitud  confirmando la resolución de primera instancia en la cual se había rechazado el planteo de Strumia.

El acusado; su esposa, Roxana Michl; su empleado Antonio Díaz y la partera Mirta Rusñisky se encuentran imputados por aborto sin consentimiento seguido de muerte y privación ilegítima de la libertad agravada.

Los policías Gabriel Godoy, Aldo Gómez, María Galtelli, Jorge Krenz y Adolfo Daniel Puyol fueron acusados de encubrimiento e incumplimiento de sus deberes. También debe sumarse sustracción y destrucción de pruebas y falsedad ideológica de instrumento público.

Paula Perassi desapareció el domingo 18 de septiembre de 2011, después de recibir una llamada telefónica y nunca regresó. Se cree que fue obligada a abortar y su organismo no resistió el procedimiento causando su muerte. Su familia espera la realización del juicio oral en los próximos meses.






Comentarios