El empresario acusado en el caso Perassi seguirá en prisión a la espera del juicio oral



La Justicia también rechazó un pedido de excarcelación de la mujer acusada de practicarle un aborto a Paula.

La Cámara de Apelaciones de Rosario rechazó este martes sendos pedidos de excarcelación ​de parte de imputados por la desaparición de Paula Perassi​ en San Lorenzo hace más de seis años. De esta manera, ambas personas seguirán cumpliendo prisión preventiva en forma efectiva hasta que comience el juicio por el caso.

El juez Carlos Carbone resolvió mantener las medidas cautelares vigentes respecto del empresario Gabriel Strumia, sindicado como amante de la mujer que cursaba un embarazo cuando fue vista por última vez en el cordón industrial. Lo mismo ocurrió con Mirta Rusñisky, a quien responsabilizan por practicar un aborto que le habría costado la vida a la víctima.

Si bien los abogados defensores plantearon diferentes relaciones familiares para morigerar sus condiciones de detención, tanto la Fiscalía como la querella insistieron en que hasta ahora se cumple el debido proceso y remarcaron tanto la gravedad de la pena en expectativa como la posibilidad de entorpecer las actuaciones.