El técnico canalla se mostró muy contento tras el triunfo en el clásico por Copa Argentina. "Lo justificamos después de los goles", dijo.


Edgardo Bauza se sacó la espina y ganó el primer clásico como entrenador canalla. Por eso terminó muy feliz cuando el árbitro dio el pitido final que decretó el triunfo ante Newell’s por 2 a 1. “El partido era muy importante y estoy contento por la gente de Central”, dijo.

El entrenador canalla destacó lo trascendental del choque porque al ser de Copa Argentina, “el que perdía se quedaba afuera”. Pero a eso se le añadía un condimento extra. “Este partido era muy importante también por lo que representa para los jugadores, muchos de ellos hinchas”, señaló.

A la hora de analizar el juego, destacó que fue trabado pero encontraron el gol en el momento justo y luego lo supieron manejar. “Después de los dos goles, tuvimos dos o tres opciones más, pero el equipo ya estaba jugando mejor”, contó.

“Lo justificamos en el segundo tiempo, donde mejoramos algunas cosas. Le empezaron a llegar las pelotas a los centrodelanteros y eso complicó a Newell’s”, añadió






Comentarios