El vestuario estalló tras la victoria por 2 a 1 frente a la Lepra por Copa Argentina.


Central sumó una nueva victoria en un clásico tras imponerse ante Newell’s por 2 a 1 por Copa Argentina. El triunfo hizo estallar el Monumento en Rosario y el vestuario en la cancha de Arsenal.

Con goles de Germán Herrera y Fernando Zampedri, el equipo de Edgardo Bauza avanzó a la semifinal. Ahora jugarán ante Temperley que viene de eliminar a San Lorenzo.

Desde que me tocó volver al club siempre traté de darle lo mejor, siento un gran apoyo de muchísima gente, que me da tranquilidad para seguir trabajando. Volví para retirarme en este club, que me dio todo y que me hizo conocer el fútbol grande”, dijo Herrera tras la victoria.

Por su parte, Bauza sostuvo: “Yo siempre estuve tranquilo, más allá que el resultado de un clásico molesta. No me conformo con este resultado, apunto a que el equipo siga mejorando“.






Comentarios