Desde el Ente Regulador de Aguas Santafesinas señalaron que la empresa se limita a reparar fallas puntuales, pero no invierte en cambios estructurales.


Las cañerías de Rosario tienen más de un siglo, por lo que ya presentan daños en numerosos tramos y en otros ya no alcanza para atender el enorme crecimiento de la demanda. Sin embargo desde el Enress señalan que Aguas Santafesinas (Assa) no cuenta con ningún plan de cambio estructural en la red, y sólo se limita a tareas de reparación.

“En todo el mundo pérdidas de agua, pero en el caso de Assa supera largamente cualquier promedio y desde hace tiempo asciende al 50%”, manifestó Oscar Urruty, director del Ente Regulador de Servicios Sanitarios (Enress). Traducido: entre el agua que potabiliza y la que llega a los domicilios, la mitad se pierde por caños rotos debido a su enorme antigüedad.

Las cañerías de Rosario pierden más del 50% del agua, pero no hay plan para cambiarlas

Eso sí, el usuario paga por el 100%. “Si bien se están realizando tareas de monitoreo para descubrir dónde están las filtraciones y repararlas, debería haber un plan sistemático de reposición de cañerías que hace años que reclamamos, pero la empresa nunca presentó”, cuestionó Urruty en diálogo con Vía Rosario.

El funcionario explicó que en la actualidad “se trabaja sobre el conflicto”, reparando la zona dañada o el tramo. La única zona en la que se está haciendo un trabajo más a fondo, pero porque la situación ya no daba para más por la falta de presión, es la de Maipú entre 27 de Febrero y Pellegrini.

Las cañerías de Rosario pierden más del 50% del agua, pero no hay plan para cambiarlas

“Fíjese la falta de ejercicio de este tipo de obras que hace más de un año que están trabajando en la zona en una obra que debería llevarles muchísimo menos tiempo”, consideró.

La importancia de estos cambios estructurales, que no se están haciendo, reside que permitirían mejorar el servicio que tendría más presión de agua, y bajar sustancialmente las pérdidas. “Haría falta potabilizar menos agua para abastecer a la ciudad, lo que redundaría en una baja de costos y de la tarifa”, sostuvo.

Las cañerías de Rosario pierden más del 50% del agua, pero no hay plan para cambiarlas

Sin embargo Assa definió no hacerse cargo de estas tareas, y en cambio delegar a los clientes la realización de cambios en las cañerías. Tal es el caso de varios nuevos grandes edificios, a los que se exigen importantes inversiones para disponer de la conexión al vital elemento.






Comentarios