Los espacios permanecen más tiempo desocupados producto de la crisis. Se incrementó la morosidad y la rescisión de contratos.


Ante el incremento en la morosidad, rescisión de contratos y tiempo en el tiempo en el que permanece desocupados los inmuebles, algunos dueños e inmobiliarias empezaron a bonificar el primer mes de alquiler. Por ahora esto se ve en grandes locales, pero desde el sector evalúan medidas similares para viviendas.

“El mercado está en retroceso, se estiran los plazos en los que los inmuebles permanecen desocupados y esto es una pérdida para todos”, consideró José Ellena, titular de la Cámara de Empresas Imobiliarias de Rosario (Cadeiros), en diálogo con LT3.

Frente a esta coyuntura compleja, indicó que la sugerencia de la cámara a los propietarios es que flexibilicen medidas y parámetros de actualización de contratos (piden que no superen el 30%), como gastos iniciales y sellados. ”En situaciones críticas como 2001 y 2002 era casi generalizada la bonificación del primer mes de alquiler, y ahora está empezando a verse en algunos casos”, reveló.

“El tener desocupado el inmueble no le sirve tampoco al dueño, porque además de perder ingresos, debe abonar impuestos y expensas”, contó y añadió que cuando una propiedad tarda en alquilarse, piden que se bajen pretensiones para “acompañar el momento crítico”.

En este sentido, confirmó que se incrementó la rescisión de contratos por falta de pago de alquiler, y subió la morosidad en el pago de expensas “que ahora cuestan el doble que antes”.






Comentarios