Los siete sospechosos estuvieron detenidos hasta la noche del martes tras una protesta en el Centro de Justicia Penal.


Apoyados por la Central de Trabajadores Argentinos (CTA) local y por algunos concejales, gastronómicos rosarinos realizaron una concentración en el ingreso al Centro de Justicia Penal. La protesta concluyó alrededor de las 22 con la liberación de los siete detenidos por amenazas en el marco del paro de actividades de este martes.

Liderados por el titular de Uthgra Rosario, Sergio Recupero, los manifestantes plantearon que los arrestos constituyen una “forma de criminalizar la protesta” y negaron los hechos que se les imputarán formalmente este miércoles a las 15.

Las personas involucradas fueron arrestadas por la mañana tras una denuncia al 911 por haber amenazado a propietarios y clientes que se encontraban en los bares de 3 de Febrero al 400 y Alem al 1700. En esos momentos, la mayoría de los comercios estaban cerrados por la medida de fuerza.

El gremio señaló que se trata en su mayoría de delegados sindicales que “invitaron” a sus compañeros a sumarse al paro “de manera pacífica”, sin haber amenazado a nadie, según su versión.

Sin embargo desde el otro lado aseveraron que estos individuos llegaron armados con palos y machetes con los que buscaron amedrentar a los presentes.

Después de la concentración en el edificio judicial de Mitre y Virasoro, los implicados recuperaron la libertad y para la jornada siguiente se esperaban que la fiscal Valeria Haurigot las imputará por amenazas coactivas. Al momento del arresto, se les secuestraron bengalas, bombas de humo, un bombo y morteros.




Comentarios