Desde la PDI advierten que no hay "ninguna información" sobre bandas de secuestradores operativas en Rosario.


La Policía de Investigaciones (PDI) confirmó este martes que la liberación del comerciante gitano secuestrado en la zona sudoeste se concretó a través del pago de un rescate, aunque aclararon que la familia desembolsó “un monto mucho menor” al millón de dólares pedido por los captores.

Esperamos que este sea un hecho aislado. No estamos en condiciones de decir que esto fue una venganza personal y hoy lo abordamos como un hecho extorsivo”, planteó el director de Investigación Criminal de la fuerza, Darío Chávez.

En un reportaje con LT8, el funcionario confirmó que “hubo dos contactos telefónicos” monitoreados por el comité de crisis junto con agentes federales para negociar la liberación de Colián M.. No obstante, no descartaban que algún pariente hubiera recibido otra llamada en paralelo al operativo para rescatar a la víctima.

Después del secuestro que se prolongó por casi cinco horas, los representantes de la policía provincial consideraron que es “prematuro decir que están todos identificados”, ya que las cámaras que filmaron la llegada de los delincuentes “no tienen una nitidez suficiente para hacer cotejos en forma inmediata”.

Por otra parte, Chávez destacó que la PDI fue formada hace dos años para tratar este tipo de situaciones luego de capacitaciones dictadas por la Policía Federal y la Fiscalía dedicada a esas causas. Si bien se trata del segundo episodio en menos de dos meses, descartó que en Rosario se estén desplegando bandas vinculadas a delitos similares y subrayó: “No tenemos ninguna información que nos haga pensar eso”.




Comentarios