La ex jueza fue a la marcha federal por la educación pública y este domingo visitó la Vecinal Empalme Graneros.


La diputada nacional Alejandra Rodenas retomó esta semana su actividad pública después del preocupante ataque a balazos en la casa de uno de los policías asignado para su custodia, un episodio por el que además vertió duras críticas hacia el Ministerio de Seguridad provincial.

A dos semanas del atentado registrado en Colombia al 700, la ex jueza se sumó este domingo en la zona oeste al festejo de los 95 años de la Vecinal Empalme Graneros, una de las más antiguas de todo el país. Allí estuvo acompañada por el secretario general de UOM, Antonio Donello, con quien también comparte el Nuevo Espacio Santafesino (NES) dentro del justicialismo.

El encuentro que continuaba esta tarde luego de un almuerzo especial en el Club La Gloria contó con la presencia de buena parte de los concejales del interbloque peronista: Norma López, Eduardo ToniolliRoberto Sukerman y María Fernanda Gigliani. En una de las mesas principales también estuvo la intendenta Mónica Fein para conmemorar el aniversario de la entidad barrial.

Antes de reactivar su agenda en la ciudad, Rodenas se mostró en las calles de Buenos Aires en el marco de la marcha federal universitaria para apoyar el reclamo de sus colegas docentes y los estudiantes. Desde Plaza de Mayo, la legisladora se sumó a la masiva concentración en favor de la educación pública, gratuita, laica e inclusiva.

La visita a Empalme Graneros fue la segunda aparición pública después del tiroteo contra la vivienda del miembro de la División Judiciales. El domingo anterior, la ex magistrada había ido a festejar el Día del Niño en el Club Defensores de Lima.




Comentarios