El caso conmocionó la zona sur el pasado 7 de julio y la víctima fue un joven de 25 años. Se realizaron tres allanamientos en las últimas horas.


Los secuestros extorsivos no suelen ser una práctica delictual habitual en Rosario, aunque un hecho que cumplía con esas características sorprendió el 7 de julio pasado cuando una familia pagó cien mil pesos para lograr que liberaran a un joven de 25 años.

La novedad ahora indica que la Policía de Investigaciones (PDI) realizó en las últimas horas tres allanamientos este jueves por la noche y se logró detener al principal sospechoso en la maniobra que tuvo como víctima a un muchacho de nombre Maximiliano G.

El detenido en cuestión se llama Roberto Carlos O. y tiene 30 años. Durante la irrupción que se realizó en propiedades de Castellanos al 5300, 1° de Mayo al 4200 y Moreno al 6400, la PDI pudo secuestrar cinco celulares, siete mil pesos, un Volkswagen Fox, además de elementos tecnológicos que formaban se habrían utilizado en la maniobra de secuestro.

De acuerdo a lo que se supo el pasado 7 de julio, la víctima fue interceptada por los secuestradores muy cerca del depósito de zona sur en el trabajaba. En el lugar ubicado sobre Cazadores al 1900 sólo quedó su auto abandonado y poco después sus parientes recibieron un llamado que alertaba sobre lo ocurrido.

Según la denuncia realizada luego por el padre, el dinero fue dejado dentro de una bolsa en inmediaciones de Avellaneda y Battle Ordóñez, al sur del cruce con Avenida Circunvalación. Inicialmente los captores habían pedido 2 millones de pesos, pero luego trascendió que la familia pagó cien mil.






Comentarios