Sospechan que es la misma persona cuya imagen se viralizó en el verano quitándole el bolso a dos mujeres en diversos bares.


Un reconocido delincuente que se dedica a robar a los clientes en los bares rosarinos mientras finge estar esperando a que lo atiendan sumó una nueva víctima. Se trata de una muchacha a la que le quitó, sin que lo notara, una mochila con sus pertenencias. Lo sucedido quedó registrado por las cámaras de seguridad del lugar.

Los dueños y empleados de los locales gastronómicos del centro y el corredor de Pellegrini aseguraron tener identificado al hombre, sin embargo, es tan rápido su accionar que hasta ahora no han podido detenerlo Infraganti. Esta vez su blanco fue la sucursal de Rioja y Balcarce, recientemente abierta, de una importante cadena de cafeterías a nivel nacional.

Hasta ese lugar llegó el corpulento ladrón acompañado de una mujer. Miraron las mesas y se sentaron al lado de su víctima que estaba de espaldas a ellos. Lo que siguió ya pudo verse en anteriores videos: se sacó su campera y mientras simulaba acomodarse en la silla tiró al suelo la mochila de la joven. Esperó un instante, no más de un minuto, y con la campera aún en su mano se agachó tomando rápidamente el bolso.

En ese momento se paró y abandonó la mesa sin darle siquiera tiempo a los mozos a que los atendieran. Una vez afuera, para despistar, en caso de que alguien hubiera notado lo sucedido, le entregó el botín a su cómplice que rápidamente cruzó la calle y se alejó de la cafetería.

Durante el verano, tomaron estado público los videos de dos cámaras de seguridad que captaron a quien se cree es este mismo hombre robando mediante esta maniobra junto a una mujer. Uno de los casos ocurrió en enero en un local gastronómico de avenida Pellegrini y el restante en febrero en Mendoza y Laprida.

Otro insólito episodio se registró en un almacén de bebidas de Alvear y Tucumán donde un ladrón junto a un muchacho fingieron ser clientes y aprovechando el descuido de los trabajadores tomaron una botella de whisky cuyo valor era de 10 mil pesos, le introdujeron en una mochila y huyeron del lugar.




Comentarios