Consideró que no hay tiempo suficiente para analizar el proyecto en su totalidad en los exiguos tiempos fijados por el gobernador.


El Partido Justicialista (PJ) santafesino le puso paños fríos a la reforma constitucional al considerar que no hay tiempo suficiente para analizar el proyecto en su totalidad en los exiguos tiempos fijados por el gobernador Miguel Lifschitz.

“Estamos de acuerdo con la reforma, pero en este proyecto hay dos vicios de origen, uno político y el otro técnico legislativo”, manifestó Ricardo Olivera, presidente del PJ santafesino, a Uno de Santa Fe, y cuestionó que les hayan dado a conocer el proyecto sólo diez días antes de que llegara a la Legislatura.

Olivera criticó que no se tuvo en cuenta el consenso de partidos políticos que exige una reforma constitucional y que faltó el diálogo en torno a un núcleo de cuestiones básicas. “Debe haber internas para elegir los convencionales, elecciones generales, Asamblea Constituyente, y todo eso quieren hacerlo para junio. Hay que ser responsables y no se pueden aceptar esos plazos”, sostuvo.

Por otro lado, el peronista consideró que se plantearon más de 50 temas para resolver en 40 días con una gran fragmentación en Diputados, cuando lo ideal es tomar 10 o 15 temas para lograr consenso.

Si bien hay posiciones divergentes en el PJ, se resolvió que los diputados analicen el proyecto en cada una de las comisiones para que surjan opiniones al respecto.




Comentarios