El comisario investigado fue apartado de su cargo de manera preventiva tras allanamientos a su vivienda y oficina.


El comisario Alejandro Druetta fue citado por la Justicia Federal para que preste declaración indagatoria en el mes de mayo. Sería en torno a una causa vinculada al narcotráfico.

La semana pasada la oficina y vivienda del titular de Contrainteligencia de la Policía de Investigaciones (PDI) fueron allanados. El operativo fue solicitado por el fiscal federal Nº 2 de Rosario, Claudio Kishimoto, y ordenado por el juez federal Carlos Vera Barros, en suplencia del titular del Juzgado Federal N°4, Marcelo Bailaque.

Al conocerse el operativo de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), el jefe de la División de Contrainteligencia de la PDI fue desplazado preventivamente de su cargo. Según trascendió, la investigación se vincularía una causa de narcotráfico.

Al respecto, el gobernador Miguel Lifschitz planteó el domingo que la investigación judicial que llevó a desplazar al comisario “es una causa muy vieja”.

Si bien el expediente se inició en 2016, el mandatario resaltó que el antecedente fundamental de la pesquisa es una serie de escuchas telefónicas registradas en 2012 cuando el acusado estaba al frente del área antidrogas de la fuerza provincial en Venado Tuerto.

En ellas Druetta le diría al narcotraficante Ignacio Actis Caporale que liberaría determinadas zonas a su cargo para facilitar la venta y distribución de drogas de la banda liderada por “Ojito”.






Comentarios