El hombre de 31 años fue arrestado en Rosario, aunque los demás jefes operaban en la capital provincial.


A menos de una semana del final del juicio oral y público a los presuntos miembros de “Los Monos”, el hijastro de uno de los presuntos rivales de la banda rosarina fue detenido este miércoles como parte de otra organización narcocriminal desmantelada tras un megaoperativo con epicentro en Santa Fe.

Emanuel González quedó bajo arresto luego del único allanamiento que se llevó a cabo en la ciudad, más precisamente en Maipú al 1700, y así tomó estado público la hipótesis de la Justicia federal sobre su rol protagónico dentro de una estructura delictiva en la que también participaba como cabecilla el sargento Edgardo Baigoría, uno de los tres uniformados apuntados en el expediente.

El padrastro del hombre de 31 años capturado en Rosario es Luis Alberto Paz, ex suegro del fallecido Claudio Ariel “Pájaro” Cantero. Titular de chapas de taxi y ex manager de boxeo entre otras actividades de declaradas, su nombre quedó al margen de la pesquisa que lleva adelante el fiscal Walter Rodríguez en la capital, aunque sus hijas también fueron objeto de una investigación patrimonial enlazada al negocio de la droga en el centro de la provincia.

Paz fue una de las figuras estelares de la primera etapa del juicio a “Los Monos” a fines del año pasado e incluso se le atribuyó una relación connivente con el doctor Juan Carlos Vienna, encargado de la megacausa que tendrá sentencia la próxima semana en el Centro de Justicia Penal.

En cuanto al policía santafesino de 46 años acusado como jefe de la banda recientemente desarticulada, trascendió que el integrante de la fuerza provincial es hermano de un ex director de la división de Drogas Peligrosas, área de la que también supo formar parte. De acuerdo a los datos que deberá analizar el juez Francisco Miño, Baigoría era uno de los responsables de conseguir la cocaína y marihuana que luego ingresaba al país en diferentes vehículos y que desde 2015 fueron interceptados en diferentes operativos antidrogas en Formosa, Salta y Misiones.

La causa también incluye como otra pieza principal al sargento de Gendarmería Nacional Damián “Perro” Sosa y el cabo Santiago Alejo, dos miembros de las fuerzas federales señalados como encubridores para facilitar el tráfico de estupefacientes para su venta en la ciudad de Santa Fe y otros puntos de la región central.






Comentarios