Organizaciones de derechos humanos protestaron este miércoles frente a la Cámara Federal de Apelaciones.


Organizaciones de derechos humanos se concentraron este miércoles por la mañana en la puerta de la Cámara Federal de Apelaciones de Rosario para rechazar la reapertura de la causa sobre la muerte del mayor Argentino Del Valle Larrabure.

Militantes de izquierda denunciaron “provocaciones” por parte de los familiares del militar fallecido en 1975 y otras personas vinculadas a víctimas de ataques de grupos guerrilleros. Este último grupo estuvo custodiado por un cordón policial para garantizar su ingreso a la audiencia que se llevaba a cabo en las dependencias de Entre Ríos al 400.

Apoyando la postura de los defensores Gabriel Ganón y Pablo Llonto, desde Hijos Rosario repudiaron “el intento de los defensores de genocidas de reinstalar la teoría de los dos demonios” a través de este caso. El primero de ellos estaba acompañado en la sala por Nora Cortiñas, referente de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora.

Además del argumento de que la investigación sobre el fallecimiento de Larrabure ya había sido judicializada tanto en la ciudad como en los Tribunales cordobeses de Bell Ville, uno de los puntos del debate es el pedido de la querella de considerar delitos de lesa humanidad tanto el secuestro del uniformado como la toma previa de la Fábrica Militar de Villa María.




Comentarios