El sindicalista Carlos Vergara se mostró sorprendido por el ataque a su colaborador, cuyo cuñado falleció en el acto.


Mientras el fiscal Leandro Lucente avanza en la investigación sobre la emboscada a un gremialista de la Uocra y a su cuñado en Puerto General San Martín, el interventor del sindicato en La Plata, Carlos Vergara, consideró que el episodio es “inexplicable” y reclamó “prudencia” frente a la hipótesis de una interna política como móvil del ataque.

A través de un comunicado emitido este lunes a última hora, el secretario general de la entidad en Rosario se puso a disposición de las familias de su colaborador Julio Galván, de 53 años, y de su cuñado Juan Herminio Garcilazo, quien falleció luego de ser baleado en la puerta de la vivienda ubicada sobre Uruguay al 2200.

Me encuentro sorprendido y profundamente apenado por lo que ocurrió. Sabemos que hay dos personas detenidas y ahora esperamos que la investigación logre determinar qué fue lo que ocurrió”, manifestó el encargado de regularizar la situación del gremio de la construcción bonaerense luego de la detención de Juan Pablo “Pata” Medina.

Mientras Vergara espera que sea la Justicia la que esclarezca el motivo del ataque, fuentes consultadas por El Ciudadano informaron que uno de los sicarios lanzó una clara amenaza cuando persiguió a Galván hasta su casa. Aunque aún no está claro si se le trabó el arma o si se quedó sin municiones, lo cierto para los investigadores es que el tirador le dijo a la víctima y a su familia: “No rompan más las bolas en La Plata”.





Comentarios