El DT que formó al volante del Barcelona se encadenó para pedir explicaciones a la actual comisión de la entidad  por el dinero que le corresponde por el mediocampista.


Alrededor de Javier Mascherano en las últimas horas se desató un verdadero escándalo que se dirime su tierra natal. Es que este miércoles por la tarde, el DT que fichó el talento futbolístico del mediocampista en el Club Defensores de Barrio Vila de San Lorenzo se encadenó en el frente de la institución. El hombre le reclama explicaciones a la actual comisión directiva sobre la suma que debió ingresar a la entidad por las ventas del “jefecito”.

El protagonista de la historia es Daniel Gorozo, primer preparador físico de Mascherano que solciita se aclare qué sucedió con el dinero que la entidad sanlorencina tendría que haber percibido por el “Mecanismo de solidaridad y Derechos de Formación” que la FIFA reglamenta para con los clubes que albergaron a los futbolistas profesionales durante sus primeros años, principalmente apuntado a los clubes barriales con el propósito de garantizar su subsistencia.

Para lograr su cometido, decidió encadenarse frente al Club Defensores de Barrio Vila, en bulevar Urquiza al 1700 de San Lorenzo. Ante el portal Criterio Informativo de la vecina localidad, Gorozo apuntó al actual presidente de la institución.

El hombre aseguró que el presidente Alberto Burset le manifestó “tener un embargo en AFIP y que por tal motivo no se podía cobrar el dinero debido a que figura a su nombre”. A pesar de esta versión, el entrenador sostiene que el dirigente “cobró una suma millonaria y nunca rindió cuentas”.

El histórico entrenador lamentó el estado actual de la instalaciones, al manifestar que “el club se vino abajo” y “ni siquiera tiene luces en la cancha” y aseguró que se quedará en el lugar hasta “que se presenten todos los libros, devuelvan la plata y llamen a una asamblea”.


En esta nota:

Javier Mascherano


Comentarios