La intendenta le bajó el tono a la discusión sobre la implementación del plástico y sus descuentos añadidos.


En la previa de la reunión que la intendenta Mónica Fein mantendrá el martes con el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, la jefa comunal rosarino habló sobre la demora de la llegada a la ciudad de los descuentos para jubilados, pensionados, personal doméstico y beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH), que se otorgan a través de la tarjeta Sube.

Es que en las últimas horas el diputado provincial del Cambiemos, Federico Angelini, dijo que la única manera para que se establezcan los beneficios era eliminando la tarjeta Movi, el plástico local para cancelar los boletos de colectivos.

Con tono conciliador, Fein dijo que “no queremos una discusión de tarjetas, lo que queremos son los beneficios. Si el beneficio viene con la Sube, será con la Sube”.

De todas maneras, la mandataria habló del trabajo de compatibilización que hace dos años se viene haciendo con Nación para que la Movi también fuera depositaria de los descuentos. “Nosotros en su momento solicitamos la Sube, pero el Ministerio de Transporte priorizó aquellas ciudades en las que no había sistema de pago a través de tarjeta sin contacto“, indicó.

“En Rosario, como en Córdoba y Mendoza, había tarjetas locales. Nos pidieron desde Nación que las mantuviéramos y nos recomendaron iniciar un proceso de compatibilzación para compartir bases de datos y así incluir a los usuarios de la Movi a los mismos beneficios que la Sube”, explicó Fein.

Puede que la decisión ahora sea la de incluir definitivamente la Sube en Rosario, no era el planteo inicial. Pero los que nos importa es que el beneficio llegue”, sostuvo la intendenta sobre uno de los temas prioritarios de la agenda con Dietrich.






Comentarios