En la noche del domingo un primer enfrentamiento dejó 10 demorados y una mujer herida.


Luego de los disparos que generaron pánico y derivaron en una decena de detenciones en barrio Ludueña, con la luz del día volvieron las detonaciones frente a la Comisaría 12° en la esquina de Casilda y Solís.

A diferencia de la intervención ocurrida en la noche del domingo y pese a las corridas que se registraron en la mañana, no hubo nuevas aprehensiones. Se presume que la violencia desatada en la zona ocurre a partir de un enfrentamiento que existe entre dos bandas que disputan terreno para vender estupefacientes.

“La comisaría tiene conocimiento, también se le dio conocimiento a la Agencia de Investigación Criminal, está interviniendo la fiscal Haurigot en este tema”, se limitó a mencionar este lunes al mediodía Natalio Marciani, a cargo de la División Judiciales de la Policía de Santa Fe. El funcionario policial fue el único que brindó detalles de lo ocurrido ya que desde la seccional ubicada frente a donde se produjeron los enfrentamientos, no dieron precisiones de la violencia que mantiene en vilo al barrio.

Marciani indicó además que “por el nuevo enfrentamiento de esta mañana, no tengo información de que haya nuevos detenidos”. En los disparos de la noche resultó alcanzada por un balazo una mujer y además quedaron marcas en dos viviendas y en la propia Comisaría 12°.

“La comisaría está ubicada en un lugar estratégico y complicado” admitió el titular de la División Judiciales.




Comentarios