A días del inicio de agosto, la Municipalidad de Rosario confirmó un aumento de la recaudación propia en junio. Aunque los números no bastan para pensar en una salida de la crisis que se acentuó por la pandemia de coronavirus, estiman que fue "el mejor mes del año".

El secretario de Desarrollo Económico y Empleo, Sebastián Chale, destacó que el último balance respecto de los ingresos por Derecho de Registro e Inspección (DReI) contrastan con la caída estrepitosa durante la cuarentena y el piso histórico de abril. Sin embargo, reiteró que el panorama es "cada vez más complicado" ante los gastos que impone la emergencia sanitaria.

El funcionario observó que la recaudación municipal "sigue por debajo de lo proyectado" en el inicio del año, pero los números de junio incluso superan los de enero o febrero, antes del inicio del aislamiento social, preventivo y obligatorio por la propagación de COVID-19.

Chale recordó que el Ejecutivo sigue enfocado en garantizar la asistencia alimentaria en medio de la crisis y sostener el funcionamiento del sistema de salud con un desembolso superior al previsto al comienzo de la gestión. A esto le agregó los esfuerzos para paliar la falta de subsidios nacionales en medio del paro de transporte que comenzó hace 28 días.

Fotografía: Federico Gayoso.