Este viernes fueron imputados cinco integrantes de la banda que extorsionaba empresarios al filo de la legalidad, y que habría recibido ayuda de personal del Ministerio Público de la Acusación (MPA). En la audiencia quedó definido el rol de cada uno de ellos y el vínculo que tenían con Los Monos.

- Maximiliano "Cachete" Díaz: se encargaba de comunicarse directamente o por mensaje por Whatsapp con las personas a las que se les exigía el pago de dinero, reuniéndose o interceptando luego a las víctimas para intimidarlas invocando su vínculo con Máximo Ariel Cantero. El 8 de agosto de 2019 se presentó en la casa de una de las víctimas y le solicitó le entregue una Toyota Hilux u$s30 mil a cambio de no atentar contra su vida.

Por su parte acordó con otra persona el atentado al casino City Center Rosario en el que perdiera la vida Enrique Encino. El 8 de enero de 2020 en compañía de Damián D. envió a dos personas menores de edad a solicitarle a la víctima la suma de u$s3 mil, y luego de ello, se encontró con éste en un bar de calle Río de Janeiro y Mendoza donde le exigió la entrega de esa suma de dinero para no disparar hacia local de calle Entre Ríos al 700.

Centro de Justicia Penal de la ciudad de Rosario. (Jo Za)

El 12 de agosto 2019 interceptó en Valparaíso y Rioja a otra víctima e invocando su vínculo con la familia Cantero le exigió dinero a cambio de no atentar contra la vida de su familia. Producto de su actividad y debido a su rol de organizador, se encarga de la explotación y administración de salas de juego clandestinas.

- Flavia Rocío Broin: pareja de Díaz, bajo su orden se encarga del manejo del dinero recaudado con las maniobras extorsivas, retira los pagos de los casinos clandestinos y le informa de la marcha del "negocio".

- Otniel De León Almonte: el sicario de la banda. Entre otras cosas, fue el encargado -junto a Claudio Humberto R.- para atentar contra el casino, matando a Encino. También realizó diversas acciones tendientes a localizar a Carlos Alberto G.a los fines de darle muerte.

- Alejandro Alberto Torrisi: en su calidad de ex Director de la Policía de la Provincia de Santa Fe es el encargado de brindar auxilio a los integrantes de la organización cuando estos son detenidos. El 9 de enero de 2020 al ser detenidos dos personas vinculadas al grupo, es contactado por Leonardo Peiti, a los fines de procurar dar algún beneficio ilícito a los arrestados.

En su carácter de policía retirado gestionó ante la comisaría 21 beneficios para lograr la liberación de los detenidos ese día cuando se disponían a realizar un atentado contra el casino City Center Rosario. Es el encargado de administrar negocios ilícitos relacionados al juego clandestino.

Centro de Justicia Penal de Rosario. (David Muratore)

- Leonardo Peiti: tiene vínculo directo con el organizador de la asociación ilícita. Cumple el rol de identificar a potenciales personas para que luego sean objeto de extorsiones por miembros de la asociación. Además es quien se relaciona con integrantes de las fuerzas de seguridad o agencias judiciales a los fines de obtener de ellos algún beneficio lícito, ilícito o delictivo, para los miembros de la organización.

Fue quien contactó a Torrisi para beneficiar a dos detenidos de la banda. Además, el 10 de enero de 2020 se contactó con una persona que cumpliría funciones en una dependencia de la Fiscalía Regional 2da del Ministerio Público de la Acusación, a los fines de obtener información y algún beneficio lícito y/o ilícito para favorecer a los detenidos. Está prófugo.

- Jose Sebastian Perlo: participaba de las extorsiones reuniéndose con las víctimas para exigirles dinero y puso a su disposición teléfonos celulares a través de los cuales se enviaban mensajes y se realizaban llamadas a las víctimas.