La directora del establecimiento confirmó que ninguno de los residentes tenía síntomas luego del primer examen.


El traslado de un anciano con coronavirus entre dos geriátricos del centro rosarino derivó este jueves en un amplio operativo sanitario para prevenir el contagio en ambos lugares. De esta manera, en el establecimiento donde se encontraba alojado inicialmente resolvieron hisopar a todo el personal junto con otras medidas.

Ningún residente tiene temperatura o síntomas, nadie fue trasladado. Eso no quita que haya asintomáticos”, explicó la directora Marcelo Robledo respecto del estado de salud de los adultos mayores que viven en Urquiza y Oroño.

La titular del geriátrico Años Felices recibió la noticia por sorpresa cuando los responsables del hogar ubicado en Mitre al 1000 le avisaron que el paciente que habían recibido tenía COVID-19. Al respecto, recordó que el hombre y su esposa se habían retirado a las 9 de la mañana del día anterior y no tuvo novedades hasta las 22.

La responsable del lugar donde la pareja estaba desde enero le informó a LT8 que esa misma noche empezaron a trabajar junto a la Municipalidad tras el arribo del personal del Sistema Integrado de Emergencias Sanitarias (Sies). Así se comunicó con sus 24 empleados para avisarles lo que había ocurrido y solicitó la extracción de muestras de cada uno. Los análisis fueron encargados a un laboratorio privado y esperaba los resultados de los mismos para las 16.




Comentarios