El incidente ocurrió en 2010 y la firma se defendió argumentando que se había tratado de un piedrazo, aunque el juez la obliga a pagar.


El juez Civil y Comercial de la 14° Nominación, Marcelo Quaglia resolvió en las últimas horas que la empresa municipal Movi que gestiona una parte del sistema de transporte urbano de pasjeros deberá indeminazar a una pasajera de la línea 134 que sufrió heridas en el rostro y un ojo cuando le estalló una ventana de coche.

El episosdio en cuestión ocurrió en 2010 y de hecho Movi no existía como empresa municipal. En ése entonces estaba la Semtur como sociedad propiedad de la intendencia para admsintirar un paquete de líneas colectivos.

El fallo del juez Quaglia sobrevino tras la presentacióon que hizo la damnificada. En la fase inciial de la demanda la Municipaldiad de Rosario se defendió argumentando que el incidente se había desencadenado a aprtir de un piedrazo.

Lo cierto es que el magistrado del fuero civil y comercial detemrinó que la firma Movi debe ahora pagarle a la pasajera 100 mil pesos más intereses. En su fundamentación, Quaglia entendió que si bien es cierto que la acción de un tercero exime de responsabilidad, ello debió probarse por la demandada en juicio, algo que no ocurrió.

La agresión de la que fue víctima Sandra cuando tenía 21 años, ocurrió el 25 de octubre e 2010 cuando se movía dentro del interno 22 de la línea 134. La explosión de la ventana por el impacto ocurrió cuando la unidad se movía por calle Corrientes en la esquina de calle Lamadrid.




Comentarios