Cortaron una de las manos del corredor a la altura de Mitre. Reclaman mejores condiciones de empleo.


Por segunda vez en el mes, la Red de Trabajadores Precarizados e Informales volvió a copar avenida Pellegrini cortando la mano al oeste este viernes por la mañana.

La actividad se realizó en el marco de la Segunda Jornada Nacional y del paro y movilización nacional de repartidores que se replica en distintas ciudades del país.

La Red de Trabajadores Precarizados de Rosario marchó por Pellegrini. (@mauroyasprizza)

Con pancartas y banderas, la protesta estuvo encabezada sobre todo por jóvenes, muchos de los cuales se desempeñan en aplicaciones de cadetería, quienes denuncian malas condiciones d em,pleo y bajos sueldos.

La Red de Trabajadores Precarizados de Rosario marchó por Pellegrini. (@mauroyasprizza)

Volvemos a salir a la calle por nuestros derechos. La cuarentena hizo que nuestras condiciones empeoren y muchos quedemos sin trabajo. Nos movilizamos en el marco de una convocatoria en todo el pais de paro y movilización de la Asamblea Nacional de Trabajadores de Reparto porque los que trabajamos en las aplicaciones, no sólo estamos expuestos al contagio de coronavirus sin medidas de seguridad, sino que nuestros sueldos son una miseria, no tenemos ART, ningún derecho laboral, ni nadie nos representa”, explicó Cuyén Peretta, empleada de la aplicación Rappi.

La Red de Trabajadores Precarizados de Rosario marchó por Pellegrini. (@mauroyasprizza)

La movilización busca exponer también la inseguridad que reina en las calles y a la qeu están expuestos los trabajadores de servicios de cadetería. “Nos movilizamos porque la precarización mata: en la caravana exigiremos justicia por Emma, por Franco Almada y todos los repartidores fallecidos”, había adelantado Peretta antes de la protesta.

Durante la marcha además celebraron la reincorporación de Fausto Bonansea, despedido de call center durante la cuarentena.

Los docentes reemplazantes también fueron de la partida. “Los y las docentes reemplazantes nos venimos movilizando porque no recibimos ningún salario y muchos de nuestros compañeros están pasando hambre. Nuestra pelea es por un salario de emergencia y por que nos mantengan la obra social. El gobierno de Perotti no nos dio respuesta”, planteó Tamara Cañizález, maestra de grado.




Comentarios