La policía además detuvo a un menor de edad que resultó herido en el mismo episodio.


Aunque no pudieron encontrar testigos presenciales en las horas posteriores al ataque, la Justicia rosarina confirmó que este miércoles el hombre asesinado en Nueva Alberdi fue la única víctima de un ataque a balazos feroz en el que dispararon más de 50 veces antes de escapar del lugar.

Fuentes oficiales informaron que Joel Maximiliano Mansilla no pudo ser identificado la noche anterior debido a que no llevaba documentación personal. En el lugar también encontraron a un adolescente herido, quien luego de ser trasladado para recibir atención médica quedó a disposición de la Justicia de Menores.

Inicialmente el fiscal Alejandro Ferlazzo no encontró elementos suficientes para identificar a los agresores. Sin embargo, el gabinete criminalístico al servicio del Ministerio Público de la Acusación (MPA) recolectó 52 vainas de proyectiles que fueron enviadas a peritar después del homicidio.

A la hora de reconstruir la balacera, voceros del organismo judicial indicaron que Mansilla fue interceptado en Luzarriaga y Vieytes por dos vehículos en movimiento y murió por un disparo en la espalda. Entre otros puntos a dilucidar, los investigadores solicitaron varias medidas bajo reserva para rastrear los autos utilizados y determinar el motivo del asesinato.




Comentarios