Tamara Gorro afirmó que lo importante es "no colapsar" y pidió "darle prioridad a las personas que lo necesitan".


Casi en simultáneo con el anuncio de su esposo como el primer futbolista argentino de la Liga que dio positivo el test de coronavirus, Tamara Gorro aclaró que no tiene síntomas de la enfermedad pero quedó aislada de sus hijos y el resto de su familia. La esposa de Ezequiel Garay se aisló y afirmó: “Estoy bien, por lo tanto no me voy a volver loca pidiendo esa prueba”.

“Tomé una decisión, creo que muy acertada, hace ya un tiempo que fue lo que os dije: reunir a mi familia en una casa en Madrid“, comentó la modelo de 33 años sobre el plan que implementó junto al rosarino. Lo mismo hizo en el caso de sus “yayos”, en referencia a los adultos mayores, quienes se alojaron en otra vivienda separada porque tienen “alto riesgo” de contagio.

La panelista pidió “darle prioridad a las personas que lo necesitan” y supone que también está infectada al haber estado en contacto directo con el ex Newell’s Old Boys. Sin embargo, envió un mensaje de “tranquilidad”, sostuvo que la primera recomendación frente al diagnóstico es “no colapsar” y señaló: “Vamos a tomar las medidas que las autoridades sanitarias indican”.

Vamos a por el coronavirus porque juntos podemos”, expresó la esposa del defensor de Valencia a modo de despedida. Al mismo tiempo, confirmó que está en un domicilio diferente y le escribió a Garay: “Lo que más me fastidia es que te voy a echar de menos estando juntos en casa”.




Comentarios