Habló Carmen, la mujer que sufrió un asalto y fue defendida por el trapito que terminó baleado.


El caso conmocionó la zona de Paraguay y Cochabamba, en el macrocentro rosarino. Luis Alberto Becerra Serna, un cuidacoches de nacionalidad peruana, en pareja y padre de una nena de 3 años era la víctima fatal por intentar ayudar a una mujer que acababa de ser asaltada.

El episodio expuso la crudeza de la inseguridad sobre todo cuando hay resistencia de las víctimas a metros de una zona gastronómica muy concurrida, como el Paseo Pellegrini.

Quien ahora rompió el silencio fue Carmen, la mujer que terminó en el suelo cuando uno de los dos asaltantes le arrebató la cartera. Fue allí que “Luisito”, como todos lo conocían al cuidacoches intervino para detener a los delincuentes que le disiparon y huyeron en auto.

“El principal protagonista es Luisito, honesto y solidario que no ponía una tarifa por su trabajo que siempre fue a voluntad”, indicó la mujer en declaraciones a Radio 2, sobre el episodio.

Carmen llegaba a la casa de una amiga que vive en la zona y ya conocía al trapito. “Decidimos bajar del auto en medio de la oscuridad ocasionada por un apagón justamente porque Luisito estaba en al cuadra“, planteó al mujer

No dudó en ser solidario en el intento de evitar el robo y que eso le costó la vida”, planteó en su afán de enaltecer el gesto del hombre que estaba en pareja y tenía una nena de 3 años.

Sobre como fue el momento exacto del disparo fatal, Carmen manifestó que “sentí una explosión a mi espalda, como una bolsa de papel que revienta. Entré a la casa de mi amiga y no vi más nada”. En ése momento “Luisito” yacía en la vereda malherido.

A Luisito por siempre le voy a estar agradecida y le pido a todos que honremos su ejemplo”, puntualizó.

Inmediatamente conocido el caso, comenzó una colecta solidario para colaborar con al familia del cuidacoches y conseguir fondos para el sepelio.




Comentarios