Fue el balance del primer mes de trabajo de la Secetaría de Control y Convivencia de la nueva gestión municipal.


Más de 300 actas de tránsito y tres locales nocturnos clausurados fue el balance de la Secretaría de Control y Convivencia durante el primer mes de gestión de las nuevas autoridades, que precisamente pusieron el foco en los habituales desbordes de las actividades nocturnas.

Los operativos estuvieron a cargo de la Guardia Urbana Municipal (GUM), Control Urbano y la Dirección General de Inspección, que trabajaron en lo que refiere al uso del espacio público, ruidos molestos y el funcionamiento de los comercios.

Controles en Pichincha y La Florida: 300 multas y tres locales clausurados (Municipalidad de Rosario)

Según la información municipal, desde el 10 de diciembre de 2019 al 10 de enero de 2020, la Dirección General de Tránsito labró 155 actas de tránsito en Pichincha y 173 en La Florida. En toda la ciudad el número llegó a 4.700, con 1.344 remisiones vehiculares y la intervención en 234 casos de vehículos abandonados en la vía pública.

En cuanto a la Dirección General de Fiscalización de Transporte, realizó tareas de ordenamiento de tránsito, estacionamiento de motos, organización de las paradas de taxi, liberación de las paradas del Transporte Urbano de Pasajeros (TUP) y controles a vehículos destinados al servicio público.

Controles en Pichincha y La Florida: 300 multas y tres locales clausurados (Municipalidad de Rosario)

Además se realizaron tests de alcoholemia, encontrando que el chofer de un taxi circulaba con 2.01 gramos de alcohol en sangre en las inmediaciones de Jujuy y Bulevar Oroño. Por otro lado se trasladó al corralón a dos colectivos sin habilitación que transportaban jóvenes a un boliche de zona norte.

Respecto a bares, boliches y negocios nocturnos, hubo 180 actas, 33 de ellas por contravenciones, y se clausuró a tres locales de Tucumán al 2000, Brown al 2800 y Alvear al 100.

Controles de tránsito en Rosario por parte de la Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana

Por último, la GUM tuvo más de 1400 intervenciones, muchas de ellas vinculadas a conductas irregulares de cuidacoches, inseguridad por obras de construcción, uso indebido del espacio público, situación de calle, violencia de género y discriminación.




Comentarios