El Ministerio Público de la Acusación (MPA) asignó la causa que involucra a una de sus principales autoridades.


El Ministerio Público de la Acusación (MPA) envió este lunes a Santa Fe la denuncia contra el fiscal regional rosarino Patricio Serjal. El trámite quedó en manos de dos investigadoras de la capital provincial mientras la Legislatura estudia un pedido de suspensión vinculado al mismo caso.

Quien instó la acción penal fue el empresario Omar Santero, el mismo que había recurrido a la Justicia en relación a la causa previa cuya reapertura derivó en el apartamiento del propio funcionario. Tal como ocurrió en anteriores expedientes vinculados a miembros del organismo, el análisis del caso y las medidas correspondientes serán tomadas por personas que no están bajo las órdenes del involucrado.

Fuentes consultadas por Canal 3 detallaron que Mariela Jiménez y María Laura Urquiza serán las encargadas de evaluar si Serjal cometió algún delito en relación al hecho por el que había pedido el archivo de las actuaciones en Rosario. El conflicto que tomó estado público a fines del mes pasado se refiere a la compra de dos automóviles por parte del funcionario a pesar de que la concesionaria era del acusado.

El fiscal regional hizo su descargo ni bien se conoció la noticia y dio explicaciones en su defensa, pero las mismas no lograron apaciguar los ánimos a nivel político. A esto se suma este nuevo capítulo judicial a instancias de los abogados del denunciante que puso en duda el desempeño de la máxima autoridad del MPA en Rosario.




Comentarios