La policía dio con Mauro Filippi a casi 72 horas de su primer traslado para tratar problemas de consumo de drogas.


La policía rosarina recapturó este jueves a un prófugo que tenía permiso para salidas transitorias. El caso registrado esta semana generó críticas de parte del Ministerio de Seguridad de Santa Fe, ya que el protagonista tenía un antecedente similar y lo consideran reincidente en relación a ese caso.

Para realzar el mensaje político en torno al episodio, el propio Maximiliano Pullaro se encargó de anunciar el final de la búsqueda de Mauro Gabriel Filippi a primera hora y destacó que la Justicia fue la encargada de habilitar un traslado “especial” desde la cárcel de Pérez a pesar de que ya se había evadido en otra oportunidad.

Condenado por robo calificado, el recluso había accedido a un régimen para visitar un centro de rehabilitación tres veces por semana. El operativo se implementó por primera vez esta semana y el lunes las autoridades confirmaron su huida del instituto ubicado en Sarmiento al 1600.

La directora de Relaciones Institucionales del Servicio Penitenciario, Lucía Masneri, se sumó al coro de críticas del Ejecutivo por el escape y aseguró que la Unidad 16 está en condiciones para que tratar al interno sin sacarlo del penal. En la cartera provincial apuntaron directamente contra la jueza Luciana Prunotto, quien autorizó las salidas de Filippi en ambas oportunidades.




Comentarios