Fue la misma jueza la que autorizó en ambos casos el traslado.


Un hombre detenido en la Unidad N° 16 de Pérez escapó por segunda vez tras pedir salidas para un tratamiento ambulatorio. La jueza que autorizó la solicitud fue la misma en ambos casos.

La historia se volvió a repetir con Mauro Gabriel Filippi quien utilizó su adicción a las drogas como ardid para escapar de prisión como ya había hecho hacía dos años.

La jueza Luciana Prunotto autorizó el tratamiento con modalidad ambulatoria los lunes, miércoles y viernes de 10 a 17.30. Sin embargo, el primer día que el hombre debía asistir a la institución “Volver a la vida”, ubicada en Sarmiento 1632 de Rosario, se  escapó.

Esta persona estuvo evadida durante dos años y había sido recapturada“, dijo la directora de Relaciones Institucionales del Servicio Penitenciario (SP), Lucia Masneri. Y aseguró que ese “tipo de terapia se puede recibir en la unidad” y no serían necesarios estos traslados.




Comentarios