El agente fue separado de la fuerza luego protagonizar un escándalo en la seccional tras la denuncia por violencia de género de la mujer.


El Agente de Prefectura Naval Argentina que fue detenido la semana pasada en el marco de un escándalo en la seccional 2° dio su versión de los hechos. Luego de que se conociera que el agente intentó rescatar a un amigo preso, ahora el propio efectivo aclaró que quiso buscar a su hermana, víctima de violencia de género, y que discutió con los efectivos porque no se aplicó el protocolo correspondiente.

El episodio ocurrió el último jueves cuando una vecina de Agostina llamó a la policía porque la escuchó gritar en forma desesperada. La joven pidió auxilio porque su pareja la había golpeado y le sangraba la nariz.

Sebastián, su hermano, la fue a buscar a la seccional 2da en la madrugada del viernes. En diálogo con El Tres, el joven manifestó que la muchacha no recibió ningún tipo de atención médico y tampoco ningún fiscal estaba enterado de su caso.

El muchacho, que se desempeña como prefecto, se dirigió a la comisaría y le exigió la aplicación del protocolo de violencia de género, que llamara a una ambulancia y que se contactara con Fiscalía.

En ese momento uno de los efectivos se molestó por el reclamo. “No me vas a enseñar a mí cómo hacer mi trabajo payaso”, le respondió el agente. Minutos después llegó su padre para sumarse al pedido y luego siete agentes. Todos terminaron esposados, incluso su hermana.

Sebastián precisó que el agente dejó entrever que el episodio “era un vuelto por todos los casos en que había intervenido la Prefectura en detenciones de policías”. Fue entonces cuando su padre, quien padece problemas cardíacos, se descompuso y tuvo que ser remitido al hospital Provincial, donde permanece en terapia intensiva.

Por este hecho, al prefecto no sólo lo acusaron de atentado contra la autoridad sino que también lo echaron de la fuerza.

Vale recordar que según el parte del Ministerio de Seguridad sobre lo ocurrido el último viernes, Sebastián llegó con su padre Mario y “comenzaron a patear la puerta y a agredir físicamente a los efectivos que se encontraban en la seccional, resultando lesionados dos de ellos”. Al parecer, el motivo era rescatar a un amigo preso.




Comentarios