El hombre al que quería liberar había golpeado brutalmente a una joven, que debió ser hospitalizada por sus heridas en el rostro.


Un insólito episodio se registró en la comisaría 2° del centro de Rosario, donde un prefecto y otro sujeto intentaron rescatar a las piñas a un amigo preso y terminaron detenidos.

Todo arrancó el viernes, cuando una joven dio aviso a la policía tras escuchar los gritos de una mujer en un departamento de Santa Fe al 2500. Al arribar al lugar, los efectivos encontraron a Francisco S., de 28 años, golpeado en suelo a una joven que tenía todo el rostro ensangrentado.

El violento sujeto fue detenido y trasladado a la comisaría 2°, quedando a disposición de la justicia. La víctima recibió atención médica por sus lesiones de consideración.

Momentos después, dos hombres cayeron a los gritos en la seccionar policial y empezaron a patear las puertas de las oficinas. Posteriormente agredieron a dos efectivos, exigiendo la liberación del joven.

Fueron reducido e identificados como Mario N. y Sebastián N., este último efectivo de Prefectura Naval Argentina. Quedaron detenidos.




Comentarios