El delincuente asesinado este viernes había intentado alejarse del mundo del hampa creando una productora musical de trap y reggaetón.


Desde los 16 años Ema Pimpi Sandoval tuvo problemas con la justicia, pero en el último tiempo había intentado alejarse del mundo del hampa y acercarse al de la música. Por eso creó una productora con la que se dedicaba a producir temas y videos relacionados con el trap y el reggaetón. Incluso llegó a grabar con la mediática Charlotte Caniggia. Los balazos recibidos en la mañana de este viernes acabaron con su vida y sus proyectos.

EMG Group es el nombre con el que había bautizado al emprendimiento, que lo llevó a trabajar con los artistas Owin, Maxi Tolosa y Deja. Esta banda lanzó el video “Chucky”, que estuvo protagonizado por la hija del Pájaro Claudio Paul Caniggia.

Junto a su socio, apodado en redes sociales “Nahuel the Coach”, también habían trabajado con la artista de trap Liyu, cuyo último video fue posteado por Ema Pimpi pocas horas antes de su brutal crimen y el de su amigo Mirco Dylan Saldaño.

En su perfil de Instagram, Sandoval había escrito “Todo por Benja”, en referencia a su hijo con quien compartía la pasión por la música, y en especial el género trap y reggaetón.




Comentarios