Se viralizó un video en el que se ve cómo los efectivos lo reducen y le quitan una pistola calibre 9 milímetros.


La policía detuvo este mediodía a un delincuente que asaltó a mano armada un kiosco céntrico y baleó a un cliente con el que forcejó. El malviviente también resultó herido.

El hecho ocurrió en Zeballos al 1700, el arresto se produjo porque justo en ese momento que el malviviente escapaba del lugar, pasó un policía de civil que lo corrió y lo apresó.

Más tarde se viralizó un video en el que se observa a los efectivos policiales reteniéndolo contra el suelo y quitándole una pistola calibre 9 milímetros con la que amenazó a la encargada e hirió al cliente en una pierna.




Comentarios