El hombre que estaba comprando en el local recibió un disparo en la pierna. La dueña del local logró expulsar al delincuente y lo arrestó un policía de civil.


Un comercio de Zeballos al 1700 fue blanco de un intento de robo este martes por la tarde. El delincuente estaba armado e hirió a un cliente. La dueña del local logró echarlo del lugar y un policía de civil lo detuvo a los pocos metros.

“Entró a comprar, le vendí y pegó media vuelta como que se iba. Sacó el arma la cargó y un cliente trató de defendernos. Comenzó el forcejeo y se escuchó el balazo“, relató Romina en declaraciones para Radio Dos.

Agarré un termo, que era lo más duro que tenía, y le pegué para sacarlo. Abrí la puerta y lo empujé“, recordó.

En ese momento pasó un policía de civil, al que Romina llamó “un ángel”. “Yo me fui con mi cliente que estaba herido en la pierna y por lo que se vio estaba fracturado el hueso”, agregó.

Según informaron fuentes policiales, el ladrón fue arrestado en Montevideo al 1800 y se secuestró un armá calibre nueve milímetros. El hombre también fue herido de bala.

La policía realiza patrullajes en la zona para dar con un cómplice que escapó del lugar.




Comentarios