El santafesino destacó la experiencia pero reconoció que le faltaron los residuos de una manzana porque lo invitaron a tomar algo.


Un jefe comunal santafesino sorprendió al pueblo con una iniciativa: quiso ser recolector de residuos durante un día.

Ocurrió en Elortondo, en el sur de la provincia, donde Javier Piccinato se puso a la par de sus empleados y levantó la basura de la comuna.

“Siempre trato de acompañar a alguna cuadrilla y hacía tiempo que quería unirme a los muchachos. Así que salí con los recolectores”, contó sobre su iniciativa.

El gesto fue bien recibido, sin embargo, Piccinato reconoció que la tarea no fue del todo cumplida. “Me faltó una sola manzana del pueblo porque me bajé en una casa en la que me invitaron a tomar algo”, reconoció.

“Fue muy lindo compartir con estos compañeros de trabajo, recorrimos todo el pueblo al que pude ver desde otro lugar”, cerró.




Comentarios