Roxana González fue citada este miércoles para declarar nuevamente ante la sospecha de que le disparó a su jefe.


Luego de la controversia que generó la falsa denuncia de un ataque mafioso contra Mariano Valdés, jefe de la delegación Santa Fe de la Policía Federal, este jueves también echaron a la suboficial que iba con el comisario cuando lo balearon en la autopista a Buenos Aires.

Ambos están hoy fuera de la fuerza independientemente de cómo siga la causa judicial”, sentenció Patricia Bullrich respecto de la situación de Roxana González. La uniformada fue trasladada a Rosario este miércoles para declarar nuevamente ante el Ministerio Público de la Acusación (MPA), aunque aún no trascendió qué rumbo tomará la investigación sobre el incidente a partir de la pericia que desmintió el supuesto atentado o intento de robo.

Al margen de lo que ocurra en el ámbito de la Justicia, la ministra de Seguridad de la Nación se mostró molesta por las maniobras para encubrir el episodio y encubrir a Mariano Valdés, a quien tildó de “mentiroso disfrazado de policía“. En un reportaje con Radio 2, aseguró que la remoción es inapelable y también criticó la separación de Gendarmería Nacional del caso para continuar solamente con especialistas de la órbita provincial.

Por otra parte, la funcionaria confirmó que el presidente Mauricio Macri quiso ir a visitar al jefe policial como parte de su última visita al sur santafesino. “Le dijimos que no fuera porque teníamos ciertas dudas respecto de las contradicciones”, acotó.




Comentarios