Una pericia contradice el relato del comisario Mariano Valdés. Citaron a declarar a la suboficial que lo acompañaba.


Una semana después de que balearan al jefe de la delegación Santa Fe de la Policía Federal, la Justicia provincial decidió citar a declarar a la suboficial que acompañaba Mariano Valdés. La medida surge frente a una pericia que contradice el relato del uniformado sobre el episodio en la autopista Rosario-Buenos Aires.

La investigación a cargo del Ministerio Público de la Acusación (MPA) tiene entre otros elementos la filmación del momento en que el comisario bajó herido a pedir ayuda en la estación de servicio ubicada entre Pavón y Fighiera. Sin embargo, el más reciente y relevante es un análisis forense sobre la lesión de la víctima en la ingle. Del mismo se desprende que el disparo fue efectuado por alguien que estaba a su lado.

Según fuentes consultadas por La Capital, el resultado abona la hipótesis de que Valdés pudo haber sido herido por su subalterna Roxana González. Si bien la joven había presentado un certificado médico para excusarse de prestar testimonio por razones de salud mental, la Policía de Investigaciones (PDI) recibió órdenes de trasladarla para ser evaluada por una junta psiquiátrica y así determinar si puede aportar información sobre el caso.

El relato de la joven que resultó ilesa es una pieza clave ante la falta de indicios que ratifiquen la declaración del comisario sobre la emboscada perpetrada por tiradores a bordo de una camioneta. El funcionario de las fuerzas federales sostuvo esta versión el último lunes, cuando se presentó ante la Fiscalía ya con el alta médica y ratificó una versión más cercana al robo al voleo que al “ataque mafioso” planteado por la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich. Ni uno ni otra reconocen como posible un episodio vinculado a disputas internas en la Federal.




Comentarios