La participante del Súper Bailando 2019 y la diputada provincial electa por Santa Fe mantuvieron una discusión por los mensajes de la rubia en Twitter.


La pelea entre Amalia Granata y la Luciana Salazar sumó un nuevo round este martes en el programa Intratables. La legisladora electa por la provincia de Santa Fe estaba como panelista invitada y la participante del Súper Bailando 2019 llamó y salió al aire para hablar de política.

Al hablar de los tuits que hizo, Salazar prefirió relativizar su importancia y se mostró esquiva. “Me parece más productivo ubicar a machirulos o misóginos que me están bardeando, y provienen de este gobierno que contestarle a una mujer, generar una pelea mediática. En definitiva, es lo que quieren algunos para tapar otras cosas más importantes que estoy diciendo”.

Brancatelli le consultó si quería decirle algo a la diputada electa pero la rubia se excusó: “No. Primero, lo pusieron unos fans míos y que ponga me gusta o le haga retweet no quiere decir que me quiera enfrentar en una pelea mediática entre mujeres, cuando hoy las mujeres nos tenemos que cuidar. Me parece que eso hoy no es productivo”.

La madre de Matilda trató de evitar la confrontación. “Los medios lo levantan como una pelea mediática entre mujeres, y no está bueno. De hecho, ayer quisieron que entre en una polémica con ella en el Bailando y fui la primera que la defendí“, dijo.

En ese momento, Granata decidió lanzar su réplica y manifestó que “nunca planteé una pelea”. Y explicó: “Me preguntaron qué pensaba de los tweets y dije que para mí es una operadora y no es una mala palabra operadora, pasa que en este país está mal utilizada”.

En respuesta, Salazar le reclamó lo que la rosarina dijo en los medios. “Dijiste que tartamudeaba cuando hablaba de política y para mí sí es entrar en polémica”. Granata retrucó: “Dije que me parecían que los tweets están escritos de una forma que no es la tuya de hablar porque cuando hablabas en vivo hacías bastante agua… hacer agua es tartamudear, te ponés nerviosa porque no estás empapada en el tema”.

Salazar se quejó: “No me parece algo bueno decirle a una persona lo que estás diciendo, pero está todo bien. Ayer salí a defenderte, yo muestro otra cara. Entre mujeres nos tenemos que cuidar. Yo siento que lo que dijiste fue una chicana”.

Para finalizar y ponerle paños fríos a la discusión, Granata aclaró: Acá nadie está peleando, estamos debatiendo y dialogando. Querer poner la chicana del tema de las mujeres porque estamos en un momento sensible, sobre todo en un fin de semana donde han muerto muchas mujeres, no te suma a vos que sos la que lo decís. Podemos debatir, consensuar o no y eso no es enfrentarse entre mujeres”.




Comentarios