La diputada provincial por Santa Fe salió al cruce de la rubia tras las "bombas" en Showmatch.


La rivalidad entre Amalia Granata y Luciana Salazar sumó un capítulo. La rubia aprovechó su paso por Shwmatch para tirar una “bomba” y la diputada provincial por Santa Fe la acusó de ser una operadora política.

Luly disparó una serie de avisos sobre el futuro del país. “El establishment mundial quiere que se adelanten las elecciones“, reveló. Además, dijo que al proyecto “lo tiene un jurista muy importante pero lo más probable es que se negocie el adelantamiento del cambio de mandato“.

Las críticas no tardaron en hacerse escuchar. “Es extraño su nuevo rol de politóloga porque en realidad ella no es periodista, ni estudió Ciencias Políticas. Cuando tuitea lo hace como operadora. Me parece raro que sus tuits estén tan bien escritos y contengan buena información, pero cuando está en vivo, tartamudea y no puede explicar bien las cosas“, lanzó Granata en LAM.

Además, dejó entrever que la rubia estaría obsesionada con ella. “Me extraña que se haya involucrado tanto en política después de que yo haya sido electa diputada. Lamento que no pueda dar vuelta la página. Lo de Martín (Redrado) fue hace cuatro años y yo salí con él mientras estaba soltero”, siguió.

“Si Luly quiere incursionar en política está bien. Quizá está buscando ser diputada en las próximas elecciones y, quién te dice, algún día terminemos compartiendo banca”, cerró.




Comentarios