Darío Zamora provee servicios de seguridad a la cooperativa del sindicalista denunciado por lavado de activos.


La investigación sobre fraude y extorsión que involucra a Herme Juárez tuvo una repercusión sorprendente este miércoles, cuando un empresario del cordón industrial decidió encadenarse frente al Juzgado Federal de Campana por el perjuicio que le provocaron las medidas vinculadas a la causa.

La protesta de Darío Zamora en la ciudad bonaerense obedece al bloqueo de su número de CUIT como titular de la firma que provee servicios de seguridad a la Cooperativa de Trabajos Portuarios de Puerto General San Martín. El problema también se repite en otros casos ligados a la causa y genera demoras tanto para el pago de sueldos como para otras transacciones.

A la hora de dictar el procesamiento del gremialista, el juez Adrián González Charvay planteó que dicha compañía aparecía como una de las posibles destinatarias de los fondos desviados en el marco de una maniobra de lavado de activos.

Según informó SL24, Zamora también padece la falta de pago como proveedor de la cooperativa, la cual está intervenida mientras Juárez cumple prisión domiciliaria. El comisario retirado decidió hacer público su reclamo y quedarse allí hasta que el magistrado o su secretario lo reciban para resolver el conflicto.




Comentarios