Una exintegrante de la comisión directiva acusó a Raúl Benavente y a su hijo por las supuestas irregularidades.


Mientras se mantiene en pie el conflicto por la suspensión del referente gremial de los peones de taxis, una dirigente del Sindicato Obrero de la Industria del Vestido y Afines (Soiva) aseguró este lunes que el titular de dicha entidad también desvió fondos para uso personal.

Lo denunciamos en diciembre y Fiscalía todavía no hizo nada”, se quejó Margarita Alcaraz a la hora de repasar la situación en la que ubicó como protagonista al secretario general Raúl Benavente. La mujer recordó que estuvo a cargo de la “caja chica” de la organización y explicó sobre su alejamiento: “No quise quedar involucrada en todo esto”.

En diálogo con Canal 3, la ex secretaria adjunta aseguró que el dinero que recibían “nunca ingresaba” a la cuenta del Banco Nación que estaba a nombre de la institución. Después de la aprobación de la última memoria y balance, advirtió que la malversación tuvo como fruto un patrimonio que puede rastrearse en los registros de la Administración Provincial de Impuestos (API) y reclamó la intervención del Ministerio Público de la Acusación (MPA).

El hijo tiene una propiedad y un auto modelo 2008 con un sueldo de 17 mil pesos”, manifestó Alcaraz sobre la maniobra atribuida al secretario general de Soiva. A su vez, aseguró que el familiar directo de Benavente es empleado del gremio a pesar de que “nunca trabajó en una empresa” del rubro.




Comentarios