Reparar los daños le costará al propietario del lugar alrededor de 150 mil pesos.


El clásico rosarino generó una guerra de pintadas y ataque vandálicos.  Tras los incidentes en la sede Malvinas Argentinas de Newell’s, este jueves por la madrugada fue incendiado el frente de depósito de la zona sudoeste.

El hecho se produjo en Cereseto al 5400 donde prendieron fuego las paredes, generando daños. “Siempre les di permiso (a los hinchas de Central) para que pintaran, pero la última vez les dije que no lo hicieran más y casi me linchan. Hice una denuncia al 911 y me dijeron que ya iban a venir, pero aquí estamos”, dijo Tomás, el propietario del local ante las cámaras de Telefé.

Este ataque en el marco del clásico le costará a la empresa aproximadamente 150 mil pesos, que es el costo de la restauración.




Comentarios